patrocinado por PHPDocX
 
Inicio | Mapa web | Contactar

Colección de problemas resueltos

Extraídos de los exámenes de Selectividad

 

SpeakingImage es una aplicación para crear imágenes interactivas y compartirlas con los demás. www.speakingimage.org

Filosofía

MatemticasFísicaQuímicaBiologíaDibujoHistoriaLengua y LiteraturaHistoria del ArteFilosofíaInglés
Análisis estructural Edad Antigua
Filosofía > Análisis estructural >

Edad Antigua

>

Platón: la virtud, ¿se puede o no se puede enseñar?

Platón: la virtud, ¿se puede o no se puede enseñar?

Imprimir como PDF Insertar en mi web
PALABRAS CLAVE
Platón, Sócrates, sofistas, sofisma, virtud

Identificar la o las propuestas filosóficas del texto y citar la frase o frases que las recogen, glosándolas brevemente.

"Sócrates.- "Lo creo, Ánito, y me parece también que hay aquí figuras buenas en asuntos políticos, y que las ha habido, además, antes y en no menor cantidad que hoy. ¿Pero han sido también buenos maestros de la propia virtud? Esta es, precisamente, la cuestión que estamos debatiendo: no si hay hombres buenos en esta ciudad, ni si los ha habido anteriormente, sino que hace rato que estamos indagando si la virtud es enseñable. E indagando eso, indagamos asimismo si los hombres buenos, tanto los actuales como los del pasado, conocieron de qué manera transmitir también a otros esa virtud que a ellos los hacía buenos, o bien si se daba el caso de que para el hombre no es ella ni transmisible ni adquirible. Esto es, precisamente, lo que hace rato estamos buscando yo y Menón"

(Platón, Menón)

EN ESTE TIPO DE PREGUNTAS DEBES EXPLICAR EL SIGNIFICADO DE LA ORACIÓN O TÉRMINO EN EL CONTEXTO DADO, ES DECIR, EL FRAGMENTO DE TEXTO.
SI SU SIGNIFICADO DISTA MUCHO DEL GENERAL, DEBES JUSTIFICAR EL USU PARTICULAR QUE EL AUTOR LE DA.

En este texto, Sócrates entra en el debate o discusión del tema central de todo el diálogo del Menón: saber si la virtud se puede o no enseñar.

En primer lugar, afirma la existencia de buenos ciudadanos y personas notables, pero acaso se puede deducir de ahí que estas personas "¿hayan sido maestros de su propia virtud?" (línea 3ª). En esta primera pregunta, Sócrates introduce el tema de investigación si las personas que han sido virtuosas, han sabido o han podido transmitir a otros ciudadanos su propia virtud, ya que una cosa es poseer la virtud, y otra muy diferente saberla enseñar.

En segundo lugar, corrobora este pensamiento centrando el tema sometido a debate: "la cuestión que estamos debatiendo no es si hay hombres buenos en esta ciudad..., estamos indagando si la virtud es enseñable". Lo que preocupa a Sócrates es precisamente si la virtud se aprende como un conocimiento, una ciencia; o bien si es una habilidad que se desarrolla con la práctica, o, como afirmaba el sofista Gorgias, es una cualidad innata, una especie de don o regalo de los dioses o de la naturaleza. En tercer lugar analiza el problema hasta alcanzar en profundidad su dificultad: "si los hombres buenos, tanto los actuales como los del pasado, conocieron de qué manera transmitir a otros esa virtud que a ellos les hacía buenos". En estas frases intenta saber dos cosas, la primera, si aquellas personas buenas de la ciudad, conocían o sabían qué era, en qué consistía esa virtud por la que eran buenos, y en segundo lugar si eran capaces de transmitir esa virtud como una herencia a sus hijos, o a otros ciudadanos. Finalmente Sócrates plantea la dificultad del tema como una alternativa excluyente: "o bien si se daba el caso de que para el hombre no es ella ni transmisible, ni adquirible" Ésta es la antítesis de la situación anterior; a Sócrates se le ocurre pensar la posibilidad de que la virtud no se pueda transmitir porque en realidad no se puede alcanzar, es decir si alguien la posee, es porque ha nacido con ella, porque es innata.

El problema que subyace a todas estas preguntas y oraciones condicionales es si la virtud es o no es un conocimiento. Sócrates no toma postura en este texto, ante esta alternativa excluyente: si la virtud no es conocimiento o ciencia universal, entonces no puede enseñarse, y en consecuencia no se pueden formular leyes morales de carácter universal, postura acorde con el relativismo moral sostenido por los sofistas.

Por el contrario, si la virtud es conocimiento, entonces los hombres buenos o virtuosos podrán ser maestros de virtud y dejarla en herencia a las nuevas generaciones.

Platón: discípulo de Sócrates, se dedicó a la 'alta política', con la idea de formar nuevos políticos que recuperaran el antiguo esplendor de Atenas, a través del estricto cumplimiento de la ley.

Sofistas: en la Grecia antigua, se llamaba así a todo el que se dedicaba a la filosofía. Desde los tiempos de Sócrates, el vocablo tuvo una significación despectiva.
Un sofisma es una razón o argumento aparente con el que se pretende defender lo que es falso.

Comentarios a este ejercicio

Explora nuestra colección de problemas resueltos
 
www.2mdc.comDiseño web 2mdc